Cargando...
Presidente

Presidente

Pedro Miras, director de Organismos Sectoriales de Repsol, ocupa la presidencia de la Fundación Consejo España-Perú desde 2020

Las entidades de cooperación bilateral constituyen un mecanismo de extraordinaria importancia para el acercamiento de las sociedades civiles. En este sentido, las Fundaciones Consejo representan el más alto exponente de estos mecanismos. En efecto, estas instituciones, que suman las iniciativas pública y privada, permiten impulsar y fortalecer las relaciones de los países que representan, generando oportunidades de desarrollo para el futuro. La Fundación Consejo España-Perú se encuadra en este grupo.

España y Perú son países cuyas comunidades mantienen una historia común de varios siglos y, por ello un patrimonio cultural compartido y rico.  A día de hoy los lazos continúan siendo muy intensos con intercambios constantes en todos los ámbitos. Ello supone una ventaja innegable a la hora de abordar proyectos en todos los campos y también, de forma especial en el empresarial.

La Fundación Consejo España-Perú es el vehículo mas apropiado para propiciar este intercambio. De reciente creación, su lanzamiento se produjo durante la histórica Visita de Estado del Presidente Vizcarra a comienzos de 2019, habiendo mantenido desde entonces una actividad muy relevante. Sus objetivos son coherentes con la cercanía de ambos países estando no solo limitada a aspectos empresariales sino al desarrollo de nuestros pueblos de forma respetuosa y aprovechando las sinergias que sin duda tenemos.

Las empresas patronos de la Fundación son lideres de sus actividades en ambos países y también en el ámbito internacional, proyectando los más altos estándares de políticas socialmente responsables en el desarrollo de sus negocios, lo que da un extraordinario valor a su presencia. Por su lado, la participación del propio Ministerio de Asuntos Exteriores, Unión Europea y Cooperación y del Patrono Honorifico, el Embajador de Perú en España, Claudio de la Puente, dota a la Fundación de un impulso decidido desde el ámbito institucional. No es posible tener mejores mimbres para desarrollar la actividad del Patronato.

Asumo la Presidencia de esta institución con responsabilidad e ilusión. Responsabilidad por continuar el buen hacer de mi predecesor manteniendo la senda marcada y ampliando el conjunto de actividades en beneficio de todos. E ilusión por hacer de la Fundación un foro de ideas, proyectos y polo único de cooperación que permita continuar avanzando en la historia común de nuestros dos países. Desde ya apunto que promocionar la ejecución responsable de los negocios en base al impulso de las buenas prácticas medioambientales, de responsabilidad social y gobernanza (ESG) será un eje esencial de los próximos años.

Por ello nos esperan unos años intensos, ilusionantes y demandantes que requerirán el esfuerzo decidido de nuestros patronos. Estoy seguro de que, con ellos, conseguiremos elevar el estándar de cooperación de nuestros dos países, mejorando multitud de aspectos de toda índole y, también, en el ámbito empresarial.

Muchas gracias a todos